99_laboratoris urbans
_89 barcinoausanemausus
_90 arabescs
_92 hitos tematicos
_93 cartuja
03_construir con sonido
04/05_jarDNA
ARABESCOS:PROCEDIMIENTO PROYECTUAL

Arabescos define no solo una proceso de diseño, sino también una forma de ver y entender la arquitectura. Yago Conde a partir de investigaciones para su tesis doctoral y de la experiencia académica como docente en escuelas de diseño, llegó
a reflexionar sobre el como proyectar y enseñar Arquitectura. Su experiencia personal más sus intereses por las vanguardias artísticas, tanto positivas como negativas, le llevó a generar su propio procedimiento proyectual, en el cual se funde su bagaje cultural, con sus motivaciones personales para generar lo que llamara Arquitectura de la Indeteminación.

La lógica proyectual se originó a partir del concurso de Granada y la fascinación por las geometrías de los arabescos, ésta se continuó profundizando y perfeccionando en proyectos consecutivos con Bea Goller. Ambos desarrollaban un continuo feedback entre las investigaciones conjuntas de su despacho y la docencia que llevaban a cabo por separado. A través de la experimentación se nutrían y enriquecían las propuestas y el proceso mismo de diseño.

El proceso consistía en tomar elementos generadores fuera del ámbito puro de la arquitectura, provenientes de la literatura, de la música, de la danza, y comenzar a partir de los mismos una metodología de la manipulación. Se aplicaba a estos elementos foráneos a la arquitectura un procedimiento de transformación geométrica, de alteraciones escalares, de variación de proporciones para luego introducirlos al proyecto que se estaba realizando en ese momento en el despacho. Quedaba de esta manera conformado un gran collage de varias capas, donde grandes trozos se descomponían en otras realidades para generar otras nuevas a partir de estos fragmentos. La forma de hacer frente a la resolución de un problema de diseño era similar ya sea para una exposición, una obra arquitectónica o un planteamiento urbanístico, la variable más importante era la escalar.

Este proceso proyectual se aplicó en la generación del proyecto Fontana Mix. En este caso se conjugan la ciudad de Barcelona y la música de John Cage. A partir de las partituras musicales se desarrollo toda una exploración formal de descomposición, alteración y reinterpretación de la cual se obtuvieron figuras que serian insertadas en un sector determinado de la ciudad: la Villa Olímpica.

El proceso también se lo puede definir a partir de una lógica del “injerto”, es decir tomar elementos ajenos para añadirlos en propuestas híbridas nuevas, dotando de fuerzas innovadoras al las intervenciones. Como Yago Conde y Bea Goller lo definen, era un procedimiento totalmente abierto a la indeterminación en la parte creativa donde influencias y motivaciones podían venir de diferentes sectores. El proceso mismo guiaba y auto-generaba su continuidad, no existían prefiguraciones a priori, solo intereses por lo nuevo y por la experimentación.
Esta postura arriesgada de abrazar la no-linealidad y de pactar con la complejidad, favoreció no solo la generación de ideas abstractas sino también a la materialización y concreción de numerosos proyectos arquitectónicos.

Luego del fallecimiento de Yago Conde en el año 1994, el despacho atravesó por un difícil y duro momento, pero Bea Goller supo redirigir las fuerzas y superar dicho punto de bifurcación llevando adelante el despacho en una nueva etapa.

En la actualidad el despacho "Congoritme" continúa desarrollando proyectos aplicando el mismo proceso proyectual adaptado a los nuevos tiempos. Es decir se sigue trabajando con motivaciones externas a la arquitectura incorporando ahora los nuevos adelantos tecnológicos. En proyectos como el concurso del ayuntamiento de Malgrat quedaría reflejado esta continuidad en el proceso proyectual adaptado a las nuevas tecnologías, siendo el mapping y el scaling la base para el proceso. En fontana[re]mix aun se pone más en evidencia al introducir en el diseño programación basada en algoritmos aleatorios. Se ha cambiado los medios pasando de lo manual a lo digital, abandonado la fotocopiadora para adoptar el ordenador, pero la idea básica del proceso de diseño continua siendo la misma. Bea Goller a cargo de Congoritme ha sabido demostrar que tanto su proceso personal como el del despacho continúan.

_________miscelania
________________expos
__________________projects
_________congoritmenu
________________graphic score
___________index
english version
_____________research
“El arabesco es utilizado en nuestra ‘decoración’ del lugar, como un eco distorsionado del modo de decorar de la Alhambra, por un lado, y como una forma de escritura en sí misma, por otro. […] El significado de aquellos lugares ha sido trasladado hacia el exterior, trazando un nuevo mapa, como excavado. La yuxtaposición de árboles, alamedas artificiales y nuevas figuras hace que la nuestra sea una conquista de guerrilla, entre/bajo el paisaje, más que una imitación de lo existente. […] No pretendemos una relación de ‘contraste’ entre la nueva implantación y el paisaje, sino, más bien, a través de la yuxtaposición y entrelazado, una situación en la que se produzca un cierto vaivén entre fondo y figura, una mezcla de los dos tiempos.” (Yago Conde y Bea Goller)

Bea Goller, su colaboradora, explica que ellos manipulaban los arabescos de diversas maneras. Los estudiaban como líneas, como manchas. Hacían ampliaciones y reducciones. Los superponían, los recortaban. En fin los manipulaban de una forma manual, de tal manera que se transformaban en un material creativo riquísimo que se abría a infinitas posibilidades: desde extracción, superposición, interpenetración, entrelazamiento, hasta creación de volúmenes.

Este proceso de proyecto crea una arquitectura que ellos llaman “indeterminada”, es decir, una obra que no es prisionera ni del objeto, ni del entorno, ni de la escala, ni del autor, sino que es parte de un proceso permanente de transformación. La escala donde se materializa el arabesco puede variar enormemente, desde una proyección en la pared de un piso o una hoja de papel hasta la conformación, como excavado o yuxtaposición, de una plaza o un edificio. Objeto y entorno, figura y fondo, espacio y tiempo se unen en una sola estructura. Esta propuesta remite al tiempo, a la historia del arte, la siguiente pregunta: al utilizar los arabescos de la Alhambra, ¿hasta que punto nuestras obras son distintas de ella? Finalmente el autor se pierde entre aquel anónimo que dibujó los arabescos de la Alhambra y los deconstruidos.

Maria Luiza Tristão de Araújo

El arabesco, para Yago Conde y Bea Goller, es como una decoración, un eco distorsionado que, a la manera del efecto moiré que menciona Derrida, altera la percepción entre figura y fondo, objeto y entorno, espacio y tiempo. Funciona como una partitura que siempre puede ser reinterpretada y modificada; o un mapa que al ser aplicado a un lugar crea un entrelazamiento de tiempos y un "vaivén entre fondo y figura".
06_arabescreen